Producción Audiovisual

¿Recuerdas que ya hace unas entregas del curso hablé sobre un elemento llamado exposímetro y su función como aliado de cara a exponer correctamente una fotografía?

En ese artículo te comenté que aún me quedaban muchas cosas que contar sobre el exposímetro y te prometí que lo haría en una entrega posterior. ¡Estás de enhorabuena! Esa entrega ha llegado.

Vamos a retomar el tema del exposímetro, ver cómo funcionalos tipos de medición que puede llevar a cabo y describir una técnica muy conocida, el bloqueo de la exposición, de cara a sacarle el mayor partido posible a todo lo aprendido.

¡Recuerda! La correcta exposición de la fotografía es fundamental para que ésta “funcione”. Y para exponer correctamente hay que conocer muy bien el exposímetro de nuestra cámara. Así que ¡presta atención!

Lo primero que haré será recordarte brevemente el cometido del exposímetro como elemento fundamental de toda cámara. Después pasaremos a analizarlo en más detalle, ¿de acuerdo?

¿Para Qué Sirve el Exposímetro? Midiendo la Exposición de la Escena

Pantalla Nikon - Indicador ExposiciónSi te acuerdas, ya definimos al exposímetro como el “Experto” en exposición de nuestra cámara, porque lo que hace es medir la luz que refleja la escena a fotografiar.

Posteriormente, esa medición es empleada por la cámara para estimar la cantidad de luz que se debe permitir que excite el sensor y modificar el valor de los parámetros de la toma para que ésta quede correctamente expuesta, ya sabes: apertura de diafragma, velocidad de obturación y sensibilidad ISO.

Piensa en los modos de disparo de tu cámara de los que ya hablamos hace unos días. El exposímetro es el responsable de que al disparar en modo automático, la cámara ajuste los valores de apertura, velocidad y sensibilidad para que la exposición de la foto sea adecuada.

También es el responsable de que, por ejemplo, en modo de Prioridad de Apertura, se ajuste el valor del tiempo de exposición para que la imagen salga correctamente expuesta, respetando el valor de apertura de diafragma fijado por el fotógrafo.

Además de esto, la cámara en todo momento se ayudará del exposímetro de cara a proporcionar información al fotógrafo sobre el grado de exposición de la toma. Por ejemplo, mi Nikon D60 ofrece información sobre la exposición correcta, subexposición o sobreexposición en la pantalla LCD y en el visor gracias a una representación como la sombreada en rojo en la imagen superior derecha.

Observando el indicador de exposición, podrás saber, antes de disparar, el grado de exposición que ofrece una toma. En caso de que tengas una Nikon, si se desplaza hacia la derecha estarás en una situación de subexposición (-), mientras que si lo hace hacia la izquierda, te encontrarás ante una situación de sobreexposición (+).

Con esta información, modifica los parámetros de apertura, velocidad o sensibilidad y lograrás exponer correctamente una foto, ¿de acuerdo?

¿Cómo Funciona el Exposímetro? El Gris Medio

Tarjeta Gris MedioHemos dicho ya que el exposímetro lleva a cabo una medición de la luz procedente de la escena que incide sobre el sensor. Pero esta medición, ¿cómo se hace? Ahí es donde aparece el “archiconocido”, en fotografía, Gris Medio.

A la hora de llevar a cabo la medición, los exposímetros consideran que la luz que refleja una escena “normal” es equivalente a la que reflejaría una escena en la que el único color existente fuese el denominado Gris Medio.

Este gris medio es aquel que refleja exactamente el 18% de la luz que recibe, por eso en ocasiones también se le conoce como Gris 18%.

Por tanto, los exposímetros vienen configurados de forma que asumen que al medir la luz de una escena, independientemente de cuál sea ésta, el porcentaje de luz que reflejarán los objetos, con respecto a la que incide sobre éstos, será, en término medio, el 18%.

Foto de Ramiro Garcia SEsto debemos considerarlo de cara a saber valorar las indicaciones de nuestro exposímetro, pues en tomas “normales” hará bien su trabajo, pero en aquellas tomas más claras u oscuras, que no coincidan con la media del 18%, el exposímetro proporcionará información que deberemos saber interpretar.

Así, en tomas claras, se refleja un mayor porcentaje de la luz que incide sobre los objetos. Por ejemplo, la nieve refleja hasta el 36% de la luz que recibe, por lo que no temas a fotografiar nieve en condiciones en las que el exposímetro te diga que la foto está sobreexpuesta, el exposímetro está preparado para una menor cantidad de luz reflejada. Además de con la nieve, deberás tener las mismas consideraciones al fotografiar otros objetos blancos como vestidos, paredes, coches, etc.

JuniorPor el contrario, en tomas oscuras, el porcentaje de luz reflejada por los objetos con respecto a la que incide sobre éstos es inferior al 18%. Por ejemplo,“Junior”, el perro de mis sobrinos, es un schnauzerenano completamente negro y cada vez que trato de hacerle una foto, el exposímetro de mi cámara me avisa de que me encuentro en situación de subexposición. El negro intenso refleja tan sólo el 8% de la luz que recibe, por lo que no temas al realizar este tipo de tomas si cuando vas a disparar el exposímetro se queja por la subexposición de la toma.

Los Tipos de Medición de la Luz

Acabamos de ver las consideraciones que tiene el exposímetro de nuestra cámara a la hora de hacer la medición de la intensidad de luz que llega al sensor. Ya sabes, ¡recuerda lo del Gris Medio!

Pero aún no está todo dicho en lo que respecta a la medición de la luz, el llamado “metering“. Pues, además de lo dicho hasta ahora, hay que destacar la existencia de diferentes modos de medir la luz procedente de la escena. Estos modos, como veremos a continuación, se diferencian en función de aquellas zonas de la imagen que consideran a la hora de medir la exposición.

  • Tipos de MeteringMedición Matricial o Evaluativa (Matrix). Lleva a cabo una medición de la luz considerando la división de la escena en un número de partes, por ejemplo, 128, ó 256. De manera que a la hora de considerar la iluminación de la escena, valora la iluminación de todas las partes en que se ha dividio la imagen por igual.
  • Medición Evaluativa Parcial o Ponderada al Centro (Center-weighted). Este tipo de medición es similar al anterior con la salvedad de que la consideración de la iluminación de todas las partes está ponderada, siendo más importante la iluminación de la zona central que la de la zona externa, aunque se sigue considerando toda la escena.
  • Medición Central o Puntual (Spot). Este último modo de “metering”,únicamente considera la iluminación de la superficie central de la imagen a fotografiar. El área considerada para ser correctamente expuesta está entre el 1% y el  10% del área total de la escena, dependiendo de la cámara.

¿Ha quedado claro? Bueno, por si acaso, te cuento a continuación posibles tomas en las que puedes usar cada modo de medición, ya verás como no te queda ninguna duda.

¿Cuándo Usar Cada Modo de Medición?

Si te parece te voy a poner dos imágenes en las que se ha usado cada uno de los modos y verás como te queda muy claro cuándo usar un modo u otro.

Foto con Metering Matricial

La imagen superior presenta una fotografía en la que se ha hecho uso del modo Matricial. Este modo es el más apropiado en el 90% de las ocasiones. Cuando no existe una gran diferencia entre la iluminación de las distintas partes de la escena.

Foto con Metering Ponderado al Centro

Por el contrario, el modo de Ponderación al Centro es el adecuado cuando la diferencia de iluminación entre las distintas zonas de la imagen es considerable. De haber hecho uso en la anterior toma del modo matricial, lo que habríamos conseguido es sobreexponer la fotografía.

En ese caso la media de intensidad lumínica reflejada por la escena habría sido menor y la cámara habría interpretado que debía incrementar la exposición, con lo que la flor habría aparecido con zonas quemadas.

Respecto al modo Puntual o Central, me vas a permitir que no te muestre ninguna imagen. Lo cierto es que nunca he hecho uso de él.

Personalmente creo que hay pocas tomas en las que vayas a utilizar este modo por sus propiedades. Eso sí, en caso de encontrarte con una toma en la que deseas que una mínima porción  de la escena esté correctamente expuesta, sin importar el resto, en ese caso es el momento de usarlo. ¿Se te ocurre a ti algún ejemplo?

Por último, destacar que en mi caso, como ya he mencionado, suelo utilizar por defecto el modo matricial y si me encuentro en situaciones como la de la segunda imagen que te he mostrado, paso al modo de Ponderación al centro.

Técnica: El Bloqueo de la Exposición

Inno'vision - Miss PhotographerAhora ya sabes toda la teoría relativa a la forma de medir la exposición y los distintos modos de “metering” que existen. Así que te voy a hablar de una técnica que se emplea mucho: el Bloqueo de la Exposición.

Esta técnica consiste básicamente en llevar a cabo,primero, la medición de la exposición de la toma en la zona que te interesa y, posteriormente, reencuadrar la foto y disparar, de modo que se mantengan los ajustes de exposición que, previamente, se han fijado. Piensa, por ejemplo, en la última imagen que hemos visto en el anterior apartado, la de la flor.

Te he dicho que he hecho uso del modo de Ponderación al centro, ¿verdad? Sin embargo, la flor no está, ni mucho menos, centrada. ¿Cómo he conseguido que la exposición fuese la correcta entonces? Pues muy sencillo, bloqueando la exposición. ¿Y cómo lo he hecho? Te lo cuento en sencillos pasos, ¿vale?

    1. Lo primero es identificar el modo de medición que vamos a utilizar, en el caso de la flor, opté por usar el de Ponderación al centro o Evaluativa Parcial.
    2. Después encuadra el objeto, en este caso la flor, en el centro de la imagen para que la cámara tome los valores de exposición adecuados. Al ser ponderada se centrará en la luz reflejada por la flor, pero también considerará, aunque en menor medida, el fondo.
    3. A continuación nuestra cámara debe permitir bloquear los ajustes de exposición (leéte las instrucciones de tu cámara). En el caso de mi Nikon D60 el botón que hace esto es el AE-L. Presionándolo mantendrás los ajustes de exposición, hasta el momento en que dejes de presionarlo.
    4. Una vez has bloqueado los ajustes de exposición que deseas, reencuadra en función de como quieras componer la foto (en mi caso situé la flor hacia la derecha), y dispara (manteniendo el botón AE-L presionado).

Haciendo esto habrás conseguido que la medición sea la apropiada para la toma, pues de no haber bloqueado la exposiciónal reencuadrar la imagen tu cámara habría medido de nuevo la exposición y, al no estar la flor en el centro, no le habría dado a la exposición de la flor la importancia que se merece en esta foto.

En Resumen

Con este artículo hemos cubierto considerablemente todo lo referente a la medición de la exposición con nuestra cámara.

Ya conoces los tipos de “metering”el papel e importancia del exposímetro a la hora de exponer correctamente una fotografía, e incluso el funcionamiento interno del mismo y su relación con el denominado Gris Medio.

Y, por si fuera poco, al final de la entrega hemos hablado de la técnica del Bloqueo de la Exposición, que, sin duda, a partir de ahora estoy seguro que utilizarás a menudo. Ahora sólo queda una cosa, dispara, dispara y dispara y pon en práctica todo lo que has aprendido. Ya no tienes excusa para que tus fotos salgan correctísimamente expuestas.

Por Javier Lucas | Dzoom

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: