La Exposición. La Primera Clave de una Buena Fotografía ,Entrega numero 7

Ha llegado el momento de coger la cámara  y empezar a utilizarla para lo que realmente sirve: para hacer fotografías. Ya está bien de”destripar” nuestra cámara para conocer sus componentes, hablar sobre cómo se produce el “milagro” de la fotografía o analizar los distintos tipos de objetivos que existen.

Pero antes de hacer cualquier fotografía, lo primero que uno ha de conocer es el significado y la importancia de un término clave: la exposición.

Por ello, hemos diseñado esta entrega en la que daremos significado al término, identificaremos los factores que influyen en él y proporcionaremos las pautas para que nuestras fotos aparezcan correctamente expuestasaspecto fundamental en nuestro proceso de aprender a hacer mejores fotos.

Antes de nada, te recomiendo que recuerdes bien cómo se produce el “milagro” de la fotografía, me refiero fundamentalmente a conocer los elementos que atraviesa la luz y cómo influyen éstos en la formación de la fotografía.

En la entrega de hoy vamos a estar continuamente aludiendo a tres elementos: diafragma, obturador y sensor, por lo que debes tener muy clara cuál es su función dentro de una cámara.

¿Qué es la Exposición?

La exposición es la acción de someter un elemento fotosensible (en cámaras digitales el sensor) a la acción de la luz, que, como ya vimos, es la piedra angular de la fotografía.

Por tanto, la correcta exposición de una fotografía será el primer paso para lograr una buena foto, al margen de una mejor o peor composición y de una mayor o menor belleza de lo retratado.

Y, por consiguiente, una mala exposición será el primer gran error que deberemos evitar cuando fotografiemos. De modo que ¡presta mucha atención!

Subexposición, Exposición Correcta y Sobreexposición

En función del grado de exposición de una foto podremos hablar de tres situaciones:subexposición, exposición y sobreexposición. Mejor te explico cada uno de estos términos con una imagen, ¿te parece?

Exposición, Subexposición y Sobreexposición

Con una imagen todo se ve mucho más claro, pero, por si acaso, vamos a describir brevemente cada una de las situcaciones:

  • Subexposición: La fotografía presenta una carencia considerable de luz frente a la de la escena original. En pocas palabras, la fotografía “está oscura”.
  • Exposición correcta: La fotografía recoge la cantidad de luz apropiada para representar fielmente la escena fotografiada.
  • Sobreexposición: Se aprecia un exceso de luz en la fotografía frente a la escena retratada. De forma simple, la fotografía “está demasiado clara”.

Los 3 Factores que Determinan la Exposición

Los 3 Factores que Determinan la ExpoisiciónEspero que hayas podido entender qué es la exposición con la explicación anterior, sobre todo con la imagen.

Pero si no es así, no te preocupes, “me he guardado una bala en la recámara”. Estoy seguro que después de hablarte de los elementos que determinan la exposición te queda mucho más claro el concepto. Estos elementos son:apertura del diafragma, velocidad de obturación ysensibilidad ISO.

Sí, muy bien, ya conozco los factores, y ¿ahora qué?

Pues ahora es el momento de que sepas cómo influye cada uno de estos factores en la exposición de la fotografía. A continuación te lo explico.

  • Apertura del diafragma. Determina la cantidad de luz que se deja incidir sobre el sensor de nuestra cámara. Una mayor apertura supondrá una mayor cantidad de luz actuando sobre el sensor.
  • Velocidad de obturación o tiempo de exposición. Marca el tiempo durante el que la luz incide sobre el sensor. Un mayor tiempo y, por tanto, una menor velocidad darán lugar a que la luz incida durante un periodo más prolongado sobre el sensor.
  • Sensibilidad ISO. Refleja lo receptivo que se muestra el sensor de nuestra cámara ante la luz que actúa sobre él. Una mayor sensibilidad hará que, a igual cantidad de luz y tiempo de incidencia, el sensor se haya excitado más y, por tanto, la fotografía tenga una mayor exposición.

La Exposición. Relación entre los 3 Factores Determinantes

Como vimos en el esquema del punto anterior, la apertura, la velocidad/tiempo y la sensibilidad determinan la exposición.

Pero el esquema no sólo representa eso, además representa una estrecha relación entre estos parámetros. Relación que hace que unos parámetros puedan “compensar” la acción de otros y lograr que configuraciones con distintos valores de los tres parámetros puedan originar una misma exposición.

Estas relaciones precisamente permitirán que siempre tengamos la posibilidad de obtener una foto en condiciones de correcta exposición, si sabemos manejar la relación entre estos factores. De ahí la importancia de conocerla.

Lo normal será fijar el valor de uno de los parámetros y en base a este parámetro definir el valor de los otros dos para lograr que las fotografías estén expuestas de forma correcta. A continuación te mostramos cómo lograr una correcta exposición en caso de que fijes cada uno de los tres valores:

  • Si optas por una mayor apertura del diafragma, esto originará que el caudal de luz sea mayor. Por tanto, para lograr que la foto no salga sobreexpuesta, tendrás que reducir el tiempo de exposición y/o reducir la sensibilidad. Es decir, reducir el tiempo de incidencia de la luz y/o aumentar la luz que necesita el sensor para excitarse.
  • Si, por el contrario, aumentas el tiempo de exposición y deseas evitar que la foto salga sobreexpuesta por un exceso en el tiempo de exposición del sensor, tendrás quereducir la apertura del diafragma y/o reducir la sensibilidad del sensor. Es decir, reducir la cantidad de luz que se aplica al sensor y/o la sensibilidad del sensor.
  • Si el valor que deseas fijar es una mayor sensibilidad, para evitar que se produzca una sobreexposición, deberás reducir la apertura del diafragma y/o aumentar la velocidad de obturación. Es decir, disminuir la cantidad de luz que incide sobre el sensor y/o el tiempo durante el que prolongamos esta incidencia.

Como puedes ver hemos tratado en los tres casos la forma de evitar la sobreexposición. Si, por el contrario lo que deseas evitar es la subexposición de la fotografía, bastará con considerar las relaciones que hemos indicado pero a la inversa.

Por ejemplo, si fijas un valor reducido de apertura del diafragma, para evitar la subexposición deberás aumentar el tiempo de exposición y/o aumentar la sensibilidad. Es decir, para que un menor caudal de luz genere una exposición correcta, será necesario que se incremente el tiempo de incidencia de la luz sobre el sensor y/o el grado de sensibilidad de éste.

Espero que con esta explicación te haya quedado clara la participación de los tres factores en la exposición de una fotografía y la relación existente entre éstos. Si no es así, te recomiendo que le eches un ojo a la metáfora del vaso de agua, una metáfora a la que recurrimos en su día para explicar estos conceptos y que es muy clarificadora.

¿Cómo Medimos la Exposición? El Histograma y el Exposímetro

HistogramaParece claro que cualquier fotógrafo, incluso cualquier proyecto de fotógrafo, podrá apreciar la exposición correcta o incorrecta de una fotografía tras haber realizado la fotografía y verla en el visor LCD de su cámara.

En este sentido, además hay que destacar que contamos con un aliado del que pronto hablaremos en este curso, que nos ayudará a determinar de forma clara el grado de exposición de nuestras fotografías : el histograma.

En cualquier caso, con la ayuda del histograma o sin ella, es obvio que “a posteriori”, es decir, después de haber realizado la fotografía, resulta sencillo saber si está correctamente expuesta o no.

Pero qué pasa antes de disparar, ¿podemos saber si estamos exponiendo correctamente antes de tomar una fotografía? La respuesta es .

Y a quien debemos agradecer que esa respuesta sea afirmativa y no negativa es a un componente incluido en nuestras cámaras que se denomina expoxímetro.

El Exposímetro. Nuestro Experto en Exposición

El exposímetro, mal llamado “fotómetro” (término más genérico) por muchos, es el elemento encargado de estimar la exposición que necesita el sensor para producir un resultado correcto en cuanto a exposición, en base a la luz reflejada por la escena y los valores de apertura, velocidad y sensibilidad seleccionados.

Este elemento resulta clave al disparar, por ejemplo, en modo automático, ya que será él quien le diga a la cámara la configuración de apertura, velocidad y sensibilidadque deberá utilizar para obtener una correcta exposición

Así mismo, en los llamados modos creativos (ya sabes, modos como: paisaje, retrato, nocturno…) en los que aparece fijado uno de los parámetros, el exposímetro indicará a la cámara qué valores deben tomar los otros dos parámetros.

Por ejemplo, en el modo deporte, se fija un tiempo de exposición bajo para evitar la trepidación, por tanto, para que la imagen no aparezca subexpuesta, el exposímetro deberá indicar a la cámara un valor de apertura lo suficientemente elevado como para que esto no se produzca.

Y, por último, en aquellos modos en que se da la opción al fotógrafo de priorizar y fijar uno de los valores: de apertura (A, apperture priority) o de velocidad (S, shutter priority), además de indicar a la cámara el otro valor que deberá utilizar, velocidad de obturación y apertura del diafragma, respectivamente, indicará al fotógrafo el grado de exposición que ofrece la toma a través de la pantalla de su cámara y/o del LCD en función de si se trata de una compacta o una DSLR.

Pantalla Nikon - Indicador Exposición

En la imagen anterior puedes ver la información que ofrece mi Nikon D60 a la hora de realizar una toma, la parte que está sombreada con rojo es el indicador de exposición y proporciona al fotógrafo información sobre el grado de exposición que ofrece una toma.

Así, si estamos en situación de sobreexposición el indicador se desplazará hacia el signo “+”, mientras que si estamos en situación de subexposición, lo hará hacia el signo “-“. Al ver cualquiera de estas dos situaciones, el fotógrafo deberá lograr equilibrar ese indicador poniendo en práctica lo que hemos dicho a lo largo de este artículo. Para ello cuenta con la posibilidad de manipular hasta tres factores para lograr una correcta exposición.

En Resumen…

A lo largo de esta entrega hemos pretendido dejar claro el concepto de la exposición y cómo influyen los tres factores que determinan el grado de exposición de una fotografía. Ya sabes:aperturatiempo y sensibilidad (creo que aunque sólo sea por el número de veces que te lo he dicho, ya te lo debes saber de memoria, ¿verdad?)

Sin embargo hemos dejado abiertos varios frentes, por ejemplo, saber no sólo cómo afectan estos factores a la exposición, sino también su importancia a nivel compositivodentro de una fotografía. Es decir, saber cuándo nos interesará en una fotografía abrir más o menos el diafragma o incrementar o disminuir la velocidad de obturación, independientemente del nivel de exposición de la toma.

Ese precisamente será el objeto de las siguientes entregasdescubrir qué efecto producen la apertura del diafragma, la velocidad de obturación y también la sensibilidad ISO en nuestras fotografías. Por el momento basta con que entiendas su importancia y su papel en lo que a la exposición se refiere. Y estoy seguro de que eso lo has conseguido con esta entrega, ¿no crees?

por JAVIER LUCAS

Anuncios

Un comentario

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Ha llegado el momento de coger la cámara  y empezar a utilizarla para lo que realmente sirve: para hacer fotografías. Ya está bien de”destripar” nuestra cámara para conocer sus componentes, hablar sobre cómo se pro……

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s